Ahora se han multiplicado y ya son los ocho los ordenadores que tenemos en la biblioteca.